Pronóstico Postemporada de la MLB: Liga Americana | Previa, cuotas, predicción

Postemporada de la MLB: Liga Americana

Detalles del partido

Partido
Fecha
Linea

Si desconoces esta nueva estructura de postemporada, te invitamos a que sigas leyendo este artículo para que comprendas bien los criterios a seguir para Octubre en el camino al “Clásico de Otoño”.

Una vez jugados los 60 encuentros de temporada regular, la MLB da un nuevo paso y avanza hacia la postemporada, donde los equipos de cada liga acceden en función de si han cosechado o no buenos resultados durante la temporada regular.

Vale la pena recordar que el formato de la postemporada cambió para este 2020, donde se está aprovechando la temporada corta para hacer diversos cambios en la estructura del béisbol de Grandes Ligas. El cambio más importante fue la expansión de cupos para la postemporada, ya que en este 2020 ocho equipos clasifican a diferencia de temporadas anteriores donde solo cinco llegaban a la tierra prometida.

Los ocho cupos que se dan para la postemporada se reparten de esta manera:

  • Tres boletos para los campeones de división (Este, Central, Oeste).
  • Tres boletos para los segundos de división (Este, Central, Oeste).
  • Dos boletos (comodines) para los dos mejores records de la división (independientemente de en que división estén).

Para los sembrados, estos se establecen en base al mejor record entre cada una de las categorías. De la siguiente manera:

  • Del primer al tercer sembrado se escogen en función del record de los campeones divisionales. El campeón divisional con mejor record es primero, el segundo mejor record es segundo y el peor record entre los campeones es tercero.
  • De igual forma, del cuarto al sexto sembrado se establecen en base al mejor record de los segundos. El mejor segundo sería cuarto sembrado, el segundo mejor record para un segundo es quinto y el peor de todos se ubica como sexto sembrado.
  • El séptimo y octavo sembrado corresponden a los comodines. El mejor comodin sería séptimo sembrado mientras que el otro sería octavo.

Con la postemporada expandida y teniendo muchos más equipos se hizo un cambio de estructura y se eliminaron los juegos de comodines, con la primera ronda jugándose a una serie corta de tres partidos de la siguiente manera:

  • Primer sembrado vs octavo sembrado
  • Segundo sembrado vs séptimo sembrado
  • Tercer sembrado vs sexto sembrado
  • Cuarto sembrado vs quinto sembrado

Enfrentamientos: Postemporada de Liga Americana

Entendiendo muy bien como se distribuyen los boletos para la postemporada y como se clasifican los sembrados, nos quedan los siguientes enfrentamientos para la postemporada de Liga Americana (entre paréntesis esta el record del equipo, junto a su división):

  • 1. Tampa Bay Rays (40-20, Este) vs 8. Toronto Blue Jays (32-28, Este).
  • 2. Oakland Athletics (36-24, Oeste) vs 7. Chicago White Sox (35-25, Central).
  • 3. Minnesota Twins (36-24, Central) vs 6. Houston Astros (Oeste, 29-31).
  • 4. Cleveland Indians (35-25, Central) vs 5. New York Yankees (Este, 33-27).

Los Houston Astros son el único equipo clasificado a la postemporada de Liga Americana con una marca inferior a .500. De igual forma, Oakland es mejor sembrado que Minnesota a pesar de tener el mismo récord por tener mejor record contra sus rivales de división. Cleveland y Chicago también comparten record, pero Cleveland ganó el mejor sembrado al tener mejor record en la serie particular contra White Sox en este 2020.

Como se puede intuir, las series serán jugadas en los estadios de los equipos mejor sembrados, quienes se ganaron su condición de local.

Postemporada de Liga Americana: Equipos

A continuación daremos un pequeño repaso de la campaña de todos los equipos que accedieron a esta postemporada, comenzando con…

Toronto Blue Jays

  • Fortaleza: ofensiva, relevo.
  • Deficiencia: pitcheo abridor.
  • Jugadores destacados: Teoscar Hernández, Hyun-Jin Ryu.

Los Blue Jays son un equipo pensado a futuro que con esta postemporada expandida pudieron hacerse un hueco en Octubre gracias a un record bastante positivo pese a que el equipo aún tiene mucho margen de mejora.

El equipo calificó a postemporada luego de tres años sin jugar en Octubre y están muy cerca de terminar la reconstrucción de su plantilla, con muchos jugadores jóvenes como Biggio, Guerrero Jr. y Bichette destacando junto a otros más experimentados como Shaw, Panik, Villar, Hernández, entre otros.

Ofensivamente el equipo no posee ningún problema ya que todo su lineup es capaz de conectar hits, anotando un promedio de 5.0 carreras durante la temporada con un promedio de bateo de .255 aunado a 88 homeruns conseguidos, el octavo mejor registro de la MLB en ese reglón.

Su principal referente en ofensiva es Teoscar Hernández que esta temporada dio un salto de calidad, con un promedio de bateo de .289, fue el que más homeruns conectó del equipo con 16 seguido por Grichuk con 12 y empujó 34 carreras.

El principal problema del equipo está en el apartado del pitcheo pero no precisamente en el bullpen, ya que el relevo de los Blue Jays fue más que aceptable durante toda la temporada, sino en la rotación abridora.

Durante gran parte de la temporada los abridores de Toronto estuvieron en la lista de lesionados lo que tuvo que obligar al equipo a improvisar e incluso adquirir piezas de otros equipos, como fue el caso de Taijuan Walker que ha tenido un impacto enorme desde que llegó de Seattle, y Robbie Ray que si bien no ha sido igual de efectivo que Walker tras su llegada desde Arizona todos sabemos que es un buen brazo y sirve para llenar el vacío.

Aún así, más allá de Walker y Ryu, segundo en la votación al Cy Young en la Liga Nacional en 2019 cuando estaba con los Dodgers, no existen ningún otro brazo de confianza ya que ni Ray, ni Roark ni Shoemaker han tenido una buena temporada.

Chicago White Sox

  • Fortaleza: ofensiva, pitcheo.
  • Deficiencia: forma actual.
  • Jugadores destacados: José Abreu, Dallas Keuchel.

Tuvieron que pasar 12 años para que viéramos al equipo de los White Sox nuevamente en postemporada. El equipo de Chicago paso por muchos años malos en los cuales se fueron reconstruyendo poco a poco y en esta temporada parece que ese periodo de su historia llegó a su fin, con joven talento en todo el roster lo que hace que el futuro luzca brillante para el equipo de Chicago.

Los White Sox adquirieron a jugadores importantes para esta temporada como Yasmani Grandal y Dallas Keuchel, quienes tuvieron un impacto inmediato en el lineup mientras que otros como Tim Anderson, Eloy Jimenez y por supuesto José Abreu continuan siendo altamente productivos.

Abreu, quien es considerado ya como el jugador franquicia del equipo, ha tenido una temporada de alto calibre que lo ha puesto en la consideración por el premio MVP de la Liga Americana, con un promedio de bateo de 3.17 que es el cuarto mejor de la AL, segundo en homeruns con 19 y tercero en carreras anotadas con 43. Además, lidera la liga en hits, impulsadas y slugging con 76, 60 y .617 respectivamente.

En general, la ofensiva de los White Sox ha sido una de las mejores de la liga en todo el año, siendo quintos en carreras anotadas en promedio con 5.1, cuartos en promedio de hits con 8.9, sextos en promedio de bateo con .261, quintos en slugging con .453 y además fueron el tercer equipo que más homeruns anotó con 96.

En el apartado de pitcheo el equipo tampoco esta mal. Lucas Giolito, Dallas Keuchel y Dylan Cease han tenido una muy buena temporada, con el primero de estos lanzando un juego sin hit ni carrera contra Pittsburg y el segundo teniendo el segundo ERA más bajo de la Liga Americana con 1.99 solo por detrás de Shane Bieber. Además, su bullpen ha mejorado muchisimo con respecto a temporadas previas y no suele permitir muchas carreras, con el equipo teniendo el sexto ERA colectivo más bajo de la MLB con 3.81.

La principal preocupación que se tiene con los White Sox es la forma en que cerraron la temporada. El equipo estaba asentado cómodamente en la primera posición de la división central pero en las últimas cuatro series comenzaron a caer poco a poco en la clasificación. Chicago solo pudo ganar 5 de sus últimos 14 juegos disputados y preocupantemente estos juegos fueron en series contra equipos que están presente en la postemporada como Cincinnati, Minnesota, Cleveland y Chicago Cubs, además de que su ofensiva no logró tener impacto en la mayor parte de esos compromisos.

Houston Astros

  • Fortaleza: ofensiva.
  • Deficiencia: bullpen.
  • Jugadores destacados: Michael Brantley, Kyle Tucker.

Todos estábamos conscientes de que los Astros venían perdiendo fuerza conforme pasaban las temporadas luego de haber tocado la gloria con su Serie Mundial en 2017. En 2019 volvieron a llegar a la Serie Mundial, pero ciertamente el equipo no era el mismo coloso de temporadas anteriores.

Este 2020 la cosa ha ido mucho peor de lo esperado, y Houston llega a esta postemporada como el único equipo en toda la Liga Americana con un record inferior a .500 con 29-31. Ha sido una temporada difícil, ya que sumado a la salida de Gerrit Cole rumbo a los Yankees, Wade Miley a los Reds y la lesión de Justin Verlander que lo dejó fuera de la temporada, jugadores como Altuve y Bregman no tuvieron los números a los que estamos acostumbrados.

Súmele a eso lesiones de jugadores importantes en el roster como Roberto Osuna y Yordan Alvarez y tienes como resultado un equipo disminuido que más allá de una racha de victorias a mediados de Agosto nunca logró encontrar una estabilidad como para serle una molestia a Oakland, que ganó la división con comodidad.

Entre toda la irregularidad del equipo ha sido el siempre consistente Michael Brantley quien se ha mantenido como un bate inamovible en el lineup debido al gran aporte que ha tenido para el equipo, siendo sexto en promedio de bateo en la liga con .300. Sus compañeros Tucker y Springer han tenido mejores números en cuanto a homeruns e impulsadas, pero Brantley ha sido el que ha estado en mejor nivel desde Julio hasta Septiembre.

Ofensivamente no ha sido un gran año como lo mencionamos, y los Astros se encuentran entre los últimos diez equipos en lo que se refiere a las estadísticas de promedio de bateo con .240 y OBP con .312 mientras que en slugging, OPS, promedio de hits y carreras por partido están en media tabla.

Ahora, su rotación abridora sin Miley, Cole y Verlander ha cambiado muchísimo y solo queda Greinke como presunto as de la rotación y el oriundo de Florida tuvo su peor temporada en mucho tiempo con un ERA que sobrepasó el 4.00. Los Astros han recurrido a otros jovenes abridores como Javier, Urquidy, Valdez y McCullers, quienes han dado un rendimiento aceptable, sobretodo el último que terminó la temporada con tres aperturas sin permitir carrera.

Los Astros requerirán que todos esos abridores den lo mejor de sí porque a su bullpen le faltan piezas como Armenteros, Pruitt, Devenski, Peacock y Osuna y no ha demostrado mucha calidad durante todo el año.

New York Yankees

  • Fortaleza: ofensiva, relevo.
  • Deficiencia: profundidad de pitcheo abridores.
  • Jugadores destacados: Luke Voit, DJ LeMahieu, Gerrit Cole.

Ay, los Yankees… El equipo de New York apuntaba a ser el candidato número uno de la Liga Americana a llegar a Serie Mundial y quizás hasta ganarla sobretodo después de la adquisición Gerrit Cole, segundo en la votación al Cy Young de la Americana la temporada anterior, pero no pasó mucho tiempo antes de que chocaran con la realidad.

Quizás sería muy cruel quitarle la etiqueta de candidatos a los Yankees ya que durante gran parte de la temporada no estuvieron a su máximo potencial ya que nuevamente las lesiones hicieron mella en el equipo del Bronx. Giancarlo Stanton y Aaron Judge se perdieron gran parte de la temporada con lesiones, mientras que otros jugadores como Luis Severino no llegaron a disputar ni un solo partido.

Otros jugadores como Urshela, Torres, LeMahieu, Sanchez, entre otros, también pasaron por la enfermería durante un periodo de la campaña. Sin embargo, cuando el equipo estuvo completo se vio que el potencial esta ahí, latente, es cuestión de que la buena salud física los acompañe.

Quién si se mantuvo sano durante toda la campaña fue Luke Voit quién ante las bajas del lineup tomó el mando como referente ofensivo del equipo y terminó la temporada como el jugador con más homeruns no solo de la Liga Americana, sino de toda la MLB con un total de 22 además de ser segundo en impulsadas en la Liga Americana con 52, que también lo ubica como cuarto en la MLB.

No hay que menospreciar tampoco a LeMahieu que tuvo el promedio de bateo más alto de toda la MLB con .364 y cuando no estuvo en la alineación se notó mucho por su capacidad de embasarse tan a menudo. Los Yankees promediaron 5.3 carreras durante la temporada regular, cuarto mejor promedio de toda la MLB, además fueron terceros en OBP con .342 y quintos en homeruns con 94 y con toda la pólvora a su disposición se espera que estos números se mantengan o mejoren en postemporada.

La otra cara de la moneda es la que realmente preocupa. Cole, el jugador que tanto les costó adquirir a los Yankees para este 2020, rindió frutos y tuvo impacto inmediato con un ERA de 2.84 y 94 ponches en 73 innings, pero más allá de Cole no existe ningún jugador de confianza en el equipo. J.A. Happ terminó bien la temporada pero no es un pitcher de cabecera, Masahiro Tanaka tuvo sus vaivenes y James Paxton ni siquiera esta disponible para esta postemporada por lo que Jordan Montgomery tendrá que tomar su lugar.

Sin lugar a dudas, es la rotación abridora la que le sigue dando dolores de cabeza a los “Bombarderos del Bronx” y ante esto tendrán que apoyar a sus lanzadores con bastantes carreras, cosa que pueden llegar a lograr pero que está en veremos en una postemporada donde los juegos son usualmente muy cerrados.

Cleveland Indians

  • Fortaleza: pitcheo.
  • Deficiencia: ofensiva.
  • Jugadores destacados: Shane Bieber, José Ramírez.

Es curioso. Cada año Cleveland luce como peor equipo, cada año sus rivales divisionales se refuerzan mejor de cara a la temporada que está por venir… y cada año tenemos a Cleveland en postemporada. Los Indians son una fábrica indetenible de talento sobretodo a nivel de pitcheo.

Con la salida de baluartes de la rotación como Corey Kluber y Mike Clevinger que se fueron esta temporada rumbo a Texas y San Diego respectivamente, aunado a la ausencia desde la temporada pasada de Trevor Bauer que está actualmente con los Reds, la rotación abridora de Cleveland quedó coja y los encargados de llenar el hueco fueron lanzadores con poca experiencia que cumplieron más allá de las expectativas.

Pero si de expectativas hablamos tenemos a Shane Bieber que continuó su progresión de la temporada pasada y este año se convirtió en el as inamovible de Cleveland. Bieber es el candidato principal para el Cy Young de la Liga Americana al terminar primero en ERA con 1.63, ponches con 122, victorias con 8 y fue segundo en innings lanzados con 77.1.

Pero hay vida en la rotación más allá de Bieber. Zach Plesac tuvo una temporada corta debido a problemas extradeportivos pero terminó con un ERA de 2.28, lanzando más de 6 innings en cada una de sus apariciones y Carlos Carrasco cerró la temporada con seis aperturas de calidad consecutivas. Sumale a esto un bullpen practicamente infranqueable y tendrás como resultado al mejor cuerpo de lanzadores de toda la Liga Americana, con el segundo ERA y WHIP colectivos más bajos de la MLB con 3.29 y 1.11 respectivamente, además de ser terceros en ponches por cada nueve innings con 10.4 y el quinto equipo que menos homeruns recibió con 68.

Fue este pitcheo el que mantuvo a flote al equipo durante toda la temporada ya que ofensivamente fueron horrendos. Ofensivamente Cleveland fue uno de los peores cinco equipos durante gran parte de la temporada ya que era incapaz de producir carreras y eran muy dependientes de la parte superior de su alineación. Cleveland cerró la temporada con el octavo peor promedio de bateo de la MLB con .228 y el quinto peor slugging con .372 además de que solo consiguieron 59 homeruns, cuarto peor registro en las ligas mayores.

Más le vale al pitcheo de Cleveland mantener ese ritmo arrollador en esta postemporada porque su equipo lo necesita como agua de mayo aunque es válido decir que en las últimas tres series de la temporada mostraron mejoría en ese aspecto y José Ramírez sigue haciendo cosas de José Ramírez, liderando al equipo en promedio de bateo (.292), homeruns (17), carreras impulsadas (46), carreras anotadas (45), slugging (.607) y bases robadas (10), siendo segundo solo en hits (64) con dos menos que Cesar Hernández.

Minnesota Twins

  • Fortaleza: pitcheo.
  • Deficiencia: ofensiva.
  • Jugadores destacados: Nelson Cruz, Eddie Rosario, Kenta Maeda.

El trio de equipos clasificados a la postemporada en una división central que de una temporada a otra se convirtió en la más disputada de la MLB lo cierran los Twins, que llegaron a la tierra prometida por cuarta ocasión en los últimos cinco años.

Sin embargo, ha sido un año opuesto y muy distinto a lo que se tenia planeado para la “Bomba Squad”. A diferencia del año anterior donde fueron el equipo sensación rompiendo records ofensivos por doquier y siendo un coladero a nivel de pitcheo, esta temporada Minnesota invirtió los papeles y su ofensiva puso números más discretos mientras que su pitcheo brillaba como nunca lo hizo en años previos.

La ofensiva de Minnesota se ubico a mitad de pelotón en prácticamente todo excepto los homeruns, ya que fueron el sexto equipo que más conecto cuadrangulares en la MLB con un total de 91 en 60 juegos disputados. Un jugador importante como Josh Donaldson se perdió más de la mitad de la temporada pero cuando volvió al lineup tuvo un impacto inmediato y será una pieza valiosa para el equipo de cara a esta postemporada.

Quien si estuvo repartiendo palos a lo largo de la temporada con los Twins es el veterano de mil batallas Nelson Cruz, que a sus 40 años continua rindiendo a un nivel espectacular siendo el quinto jugador que más homeruns conectó en la Liga Americana con 16 además de liderar al equipo con un promedio de bateo de .303 y slugging en .595 y si bien no impulso tantas carreras como su compañero Eddie Rosario, siempre estuvo presente en los momentos claves para el equipo.

Como mencionamos el pitcheo de los Twins dio un paso adelante y subió su nivel con respecto a lo demostrados en temporadas previas y Minnesota terminó la temporada regular siendo el cuarto equipo con el ERA colectivo más bajo en la MLB con 3.58, tercer WHIP más bajo con 1.20 y fue el segundo equipo que menos carreras permitió en promedio con 3.6 por juego.

Kenta Maeda, en su primera temporada con el equipo tras llegar proveniente de los Dodgers donde nunca pudo establecerse en la rotación, tuvo un impacto inmediato en el equipo y terminó la temporada como el abridor con el quinto ERA más bajo de la Liga Americana con 2.70 además de que su WHIP de 0.75 fue el más bajo entre todos los abridores no solo en la Liga Americana sino en toda la MLB.

Más allá de Maeda está José Berrios que tuvo una temporada inconsistente, Jake Odorizzi que no pudo jugar mucho por lesiones, Michael Pineda que en lo poco que jugó en 2020 (estaba cumpliendo suspensión) lo hizo de forma extraordinaria y Rich Hill que pese a que vino a llenar hueco tuvo un ERA de 3.03. Además cuentan con un relevo sólido y que muy pocos equipos han podido descifrar así que si la bomba se vuelve a activar, con esta calidad de pitcheo que tienen, más les vale a todos estar preparados.

Oakland Athletics

  • Fortaleza: pitcheo.
  • Deficiencia: ofensiva, ausencia de jugador clave, forma actual.
  • Jugadores destacados: Chris Bassitt, Matt Chapman.

Los Oakland Athletics han crecido mucho en los últimos años y tras ser segundos en temporadas consecutivas por detrás de los Houston Astros en la división este, lograron arrebatarles la corona de campeón divisional en este 2020 tras un pésimo año de sus rivales.

El equipo ha progresado al igual que sus jugadores, quienes continúan siendo los mismos de temporadas previas y ese mismo núcleo que los ha hecho crecer ha sido el que otorgó el título a los A’s, así como el desarrollo de jugadores jovenes que parecen estar hechos a la medida de la franquicia.

Sin embargo, recaen muchas dudas en estos Athletics de cara a la postemporada. Tras ser el mejor equipo de toda la MLB por amplia diferencia en la primera mitad de temporada, el equipo cayó en un bache del que no pudo salir en la segunda mitad y cerró la temporada perdiendo 4 juegos en sus últimas dos series contra Dodgers y Seattle. Además el equipo sufrió la baja de un jugador sumamente importante tanto en defensa como en ofensiva como lo es Matt Chapman, quien se perderá el resto de la campaña.

El pitcheo de relevo del equipo es una total barbaridad siendo uno de los mejores de toda la Liga Americana teniendo a un cerrador confiable como Liam Hendricks, que terminó segundo en salvamentos con 14. Por parte de su pitcheo abridor solo hubo un jugador que se destacó por encima de los demás.

Sorprendentemente Chris Bassitt terminó la temporada con el tercer mejor ERA de la Liga Americana con 2.29 además de permitir solo una carrera en los últimos 26.2 innings que disputó. Más allá de Bassitt, la rotación de Oakland ha sido regular sin más.

Manaea, Luzardo y Fiers no lograron encontrar consistencia en la temporada y el adquirido desde Texas Mike Minor tampoco tuvo mucho impacto en el equipo. Aún así, los A’s terminaron la temporada con el quinto ERA colectivo más bajo con 3.77 y el octavo WHIP más bajo con 1.23, mientras que limitaron el daño a solo 69 homeruns en toda la temporada.

Ofensivamente es donde más problemas tienen los A’s. La ausencia de Chapman es fundamental ya que Oakland terminó la temporada con el sexto promedio de bateo más bajo de la MLB con .225 mientras su promedio de slugging fue el décimo peor con .396. El equipo necesita mucho del bateo oportuno para anotar y de ahí en adelante pueden valerse de su relevo y su gran defensa para cerrar los encuentros.

Tampa Bay Rays

  • Fortaleza: pitcheo.
  • “Deficiencia”: ofensiva.
  • Jugadores destacados: Brandon Lowe, Blake Snell.

Diez largos años tuvieron que pasar para que el equipo de Tampa Bay Rays ganara nuevamente un título divisional en una división donde se codea con rivales de la talla de Yankees, Red Sox, Blue Jays y Orioles y lo conseguido por este equipo tiene mucho mérito considerando todas las limitaciones que tiene la franquicia.

El equipo no cuenta con mucho dinero como sus rivales de división, por lo que depende única y exclusivamente en la formación de peloteros además del desarrollo de jugadores provenientes como “descartes” de otros equipos y desde 2017 en adelante Tampa se sujetó a esa filosofía y desde entonces ha ido escalando poco a poco hasta tocar la gloria con este título.

Lo más destacado del equipo de Tampa continúa siendo su pitcheo que es de los tres mejores en la Liga Americana, con un ERA colectivo de 3.56 que es el tercero mejor de toda la MLB aunado a un WHIP de 1.22 que es el quinto más bajo con 1.22 además de permitir apenas 3.8 carreras por partido, cuarto mejor promedio en todas las Grandes Ligas, además de contar con un relevo de ensueño que casi no permite carreras en conjunto de abridores de mucha confianza como Snell, Morton y Glasnow, con estos tres viendo acción limitada durante la temporada por lesión pero que ya se encuentran en pleno de sus capacidades de cara a la postemporada.

Las lesiones de sus abridores no significó un problema para el manager Kevin Cash que continuó usando su estrategia de “openers” (lanzadores relevistas abriendo el encuentro) y esta siguió dando frutos. Además, Cash en esta temporada tuvo un buen desempeño ofensivo de parte del equipo, la cual es la zona en la que más flaqueaba en temporadas anteriores.

Si bien la ofensiva de Tampa sigue sin ser espectacular en comparación a una ofensiva de, por ejemplo, Yankees o White Sox, esta ha mejorado bastante en esta temporada estando en la mitad superior de la clasificación en OBP (.328), slugging (.425), OPS (.753), homeruns anotados (80) y bases robadas (48), con un promedio de carreras de 4.8 que es el decimosegundo mejor de la MLB.

De todos sus jugadores ha sido Brandon Lowe el que ha tenido una mejor temporada siendo el lider del equipo en carreras impulsadas con 37 y homeruns con 14, continuando con su progresión de años anteriores.

Sin embargo, Lowe solo por encima de sus compañeros. Si bien Tampa no posee a prácticamente ningún jugador en ninguna de las estadísticas top de la Liga Americana, este equipo es precisamente eso, un equipo, en toda la extensión de la palabra, donde todos aportan con un mismo propósito: ganar, además de tener una flexbilidad envidiable y una cantidad de recursos y jugadores dispuestos a darlo todo que a cualquier otro equipo le gustaría tener.

The following two tabs change content below.

Hiram Gabriel Moreno

Tengo desde el 2016 participando activamente en el mundo de los pronósticos y las apuestas deportivas. Soy conocedor de una gran variedad de deportes como lo son el fútbol, basketball, baseball, fútbol americano y hockey sobre hielo. Particularmente, la NFL y la MLB son mis ligas predilectas y las que mas beneficios me han dado. También sigo jornada a jornada la acción de la English Premier League. Recopilo mucha información de cara a los partidos y espero que mis pronósticos proporcionen los datos necesarios en un solo artículo y les otorguen beneficios a mis lectores.

Últimos picks por Hiram Gabriel Moreno (Mostrar)